junio 6, 2011

Todo lo que brilla es oro

Escrito por Ilana Boltvinik, Mariana Mañón y Rodrigo Viñas TRES


Siempre es posible para cualquiera tener una relación singular, no estética, con cualquier objeto, tener una relación salvaje.  Jean Baudrillard

La sorpresa siempre es mayor a lo esperado. Es una de las cosas más maravillosas del arte. Con cada proyecto comienzas sabiendo que te enfrentarás a un universo enorme, lleno de situaciones, objetos y relaciones inesperadas, lo asombroso es darse cuenta que la realidad es más grande a lo imaginado; y que, por otro lado, es la imaginación la que te permite acceder a ese universo. Recursividad e intercambio, la poética de la transformación.

Una presentación de 20 pedestales, cada uno con una botella de orina, una fotografía y un expediente que contiene su diagnóstico médico además de una parte de la larga investigación que implicó el proceso, el cual dividimos entre los 20 espacios. ¿Cómo se llega a esto? Haremos un intento para proporcionar una breve narración de la experiencia.

El título “Todo lo que brilla es oro”  hace alusión a un fenómeno que se da en la basura y que se vincula con el valor de intercambio y uso de los objetos que desechamos. A su vez, el color amarillo de la orina recuerda al brillo del oro. El proyecto hace referencia a que todo es útil y tiene un valor de intercambio simbólico, adscrito a diferentes formas operativas de la economía, tomando en cuenta que el carácter utilitario dependerá del sujeto que lo aproveche. La basura es un fenómeno que nos permite reflexionar e indagar sobre esta relación entre el uso y el olvido.

Todo lo que brilla es oro empezó en una de nuestras exploraciones urbanas, diciembre del 2010, en la salida a Pachuca. Acostumbrados a dirigir la mirada al suelo –en un acto político de mirar lo olvidado-, quedamos atrapados por un cementerio de botellas PET llenas de orina. En esa curva, abajo del puente había al menos 20 de ellas; desoladas, incomunicadas, a pleno sol. Era un claro ejemplo de lo cotidiano que se ha vuelto el Ready made, un urinario portátil, desechable, reutilizable. ¡Qué orgulloso estaría Duchamp de su legado!

Encontramos una paradoja clara en este desecho: lo orgánico atrapado dentro del plástico, que no solamente nos habla de los hábitos de aquellas personas que no tienen tiempo, ganas o espacios para hacer sus necesidades primarias, pero también todo el universo de información que está atrapado dentro del PET; químico, biológico, médico. ¿Quiénes son estas personas? ¿Cuáles son sus costumbres?

Estábamos seguros de una cosa: nuestras capacidades de análisis y desarrollo no eran suficientes para develar el tesoro que se encontraba detrás de tal hallazgo. Decidimos buscar cómplices en este viaje. Nuestro primer recurso fue Internet y finalmente establecimos contacto con el Dr. José Víctor Calderón Salinas, médico Bioquímico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav), con quien desarrollamos todo el proyecto en una extraordinaria relación de trabajo.

 

 

 

23-marzo-2011

LUGAR: Laboratorio de Bioquímica Médica, Cinvestav.
HORA: 18:00 – 22:30
OBJETIVO: Primera reunión con equipo de trabajo, cronograma y aproximaciones.

26-marzo-2011

LUGAR: Salida a la carretera México-Pachuca
HORA: 10:30 – 12:30
OBJETIVO: Primera recolección de botellas con orina + registro de acción

MUESTRAS RECOLECTADAS: 17

El tráfico estaba particularmente pesado a la altura de Indios Verdes. En el camino encontramos varios camiones de militares que observábamos con peculiar atención. -Estamos en estado de guerra-, sugirió alguien con acertada razón.

Al llegar, los piropos y claxonazos nos rondaban como un zumbido constante de moscas. Después de los primeros 10 minutos de estar ahí entendimos claramente que habíamos entrado en propiedad privada. Ocho vagos instalaron su domicilio debajo del puente. Lo privado dentro de lo público. Fuimos el foco de atención, especialmente Ilana y Mariana, por ser mujeres. Uno de ellos, de cabello corto y playera azul, estaba interesado en cogernos, se lo dijo expresamente a Rodrigo: “Oye carnal, no te molesta si me cojo a una de tus hermanas, es que están bien ricas”, mientas se llevaba la mano a la boca y nariz, el típico gesto de quien esta inhalando chemo. Otro decía: “Yo, soy el hijo de Bill Clinton y todos esos carros que ves ahí estacionados [el paradero de microbuses], son míos, así que cuando quieras te paso a la frontera”. No fue nada sencilla esta primera recolección, el calor estaba a todo lo que daba, la sequedad y el agotamiento se multiplicaba con el estrés que nos provocaba el ambiente.

Es diametralmente distinto ver la basura, observar para registrarla, analizarla, incluso tocarla, que la implicación que conlleva moverla y sacarla de donde está. Remover esa materia hace que al momento de hacerlo, salgan volando todas las esporas del olvido que se impregnan a cualquier cosa y se inyectan en la profundidad de quien las respira. Es en este momento cuando se siente que estamos conociendo las entrañas del  monstruo.

02-abril-2011

Reunión con: Irma Delfín-Alcalá, Química Farmacéutico Bióloga.

Pareciera posible transformar nuestra relación con los desechos, re-definiendo, re-direccionado su sentido y su significado social. Un proceso de alquimia social. Un cambio psíquico en nuestra relación con los olores (al punto de llegar a convencer a Chanel Nº5 de  hacer un perfume con olor a orina). Podríamos experimentar con métodos de meditación, como lo hizo alguna vez Marina Abramovic cuando trabajó sobre los límites del cuerpo. Límites que podemos leer como figuras o prácticas culturales. La relación con el asco.

09-abril-2011

LUGAR: Salida a la carretera México-Pachuca
HORA: 12:10 – 14:30
OBJETIVO: Segunda recolección + registro de acción

MUESTRAS RECOLECTADAS: 23

Llegamos mucho más tensos, con la expectativa de encontrarnos con los vagos y sentirnos agredidos. Encontramos un paso por debajo del puente vigilado por un policía. Le explicamos que queríamos hacer y se rió. La idea de que TRES personas estén interesadas en recolectar tan desagradable objeto, las botellas que los traileros y usuarios de la carretera tiran por sus ventanillas, no tenía ningún sentido más que el de risa. ¿Por qué nos podría interesar de eso?

Los escombros estaban más revueltos y orillados; había más y ahora tenían basura entre ellos. Usamos los montículos como trincheras para no ser vistos, como si estuviéramos invadiendo un territorio al que no fuéramos bienvenidos. Empezamos a oler algo extraño, penetrante y muy desagradable. Encontramos lápidas y cruces: ese lugar fue un cementerio. El olor era insoportable, olor a humano muerto. Es muy difícil quitárselo de encima, acabamos extremadamente cansados. No hubo señal alguna de los vagos.

13-abril-2011

LUGAR: Laboratorio de Bioquímica Médica, Cinvestav.
HORA: 18:30 – 23:00
OBJETIVO: Medición de glucosa y de pH en distintos refrescos, porcentaje diluidos para observar su injerencia en los resultados de las botellas recolectadas. Trabajo de control.

30-abril-2011

LUGAR: Salida a la carretera México-Pachuca
HORA: 10:30 – 12:00
OBJETIVO: Tercera recolección + registro de acción

MUESTRAS RECOLECTADAS: 3

Cada vez que vamos lo tenemos más claro: sabemos que vamos a salir perturbados y penetrados por olores, imágenes, sensaciones. Nos es cada vez más difícil mantener el temple, quizá por la intensidad de los olores gracias al creciente calor. La dinámica en todas las recolecciones ha sido muy distinta porque el lugar está en constante mutación, todas las capas de uso y des-uso del sitio han salido a convivir a la intemperie: cementerio, basurero clandestino, domicilio de vagos etcétera.

Deporte urbano extremo es una descripción para la acción que practicamos. Requiere de un entrenamiento; mental, emocional, social, visual y destreza física. Nuestro deporte requiere de hacer un gran ejercicio de presencia, estar ahí con todos los sentidos dispuestos y alertas. Hay una necesidad de regresar a ese lugar para no permitir que la amnesia y la ceguera nos carcoma y nos olvidemos de nosotros mismos. El olor a humano muerto es lo predominante. Las moscas rondaban cual zopilotes por todos lados. El olor se nos impregna, nos persigue.

10-mayo-2011

LUGAR: Laboratorio, Cinvestav.
HORA: 18:30 – 23:00
OBJETIVO: Experimento: convertir orina en agua. Primera etapa: Coca Cola en agua.

Convertir orina en agua, una buena propuesta para confrontar nuestros prejuicios. La orina resulta ser uno de los desechos más íntimos que producimos. A diferencia de las heces, -todas las sobras que nuestro cuerpo no necesita y por lo tanto no entrarán al cuerpo-, la orina es el subproducto de todo aquello que ya procesamos, ingresó a la sangre y se denegó. Poder cambiar este residuo en algo tan valioso como el oro: agua, resulta fascinante.

1-junio-2011

LUGAR: Centro Nacional de las Artes
OBJETIVO: Inauguración

El 1 de junio fue inolvidable. Hicimos apuestas con el equipo sobre el éxito del coctel de orina que se ofrecería…. Estábamos casi todos de acuerdo en que probablemente nadie iba a querer probar esas aguas potables, que el asco y los prejuicios provocarían repulsión. Pero no fue así. La extrañeza mostraba ser un factor de atracción, de seducción. En medio de la conmoción, el público probaba y analizaba el sabor de esta agua al que ellos mismos habían contribuido a producir. Esto recuerda a un diálogo entre Jean Nouvel y Jean Baudrillard, publicado en el libro Los objetos singulares, que dice: “La provocación busca hacer visible por la contradicción, por el escándalo o el desafío, busca hacer visible cualquier cosa que quizá debería guardar su secreto”.

Insistimos, es la sorpresa de aquello que rebasa nuestra imaginación la que nos tiene atados al arte, la posibilidad de compartir con muchos otros este viaje espiral que convierte agua en orina para después regresarlo casi a su estado inicial y brindar con muchos otros.

 

Work in progress “Todo lo que brilla es oro”

Del 1° al 30 de junio

Lugar: Plaza de las Artes, CENART.

Participan: TRES y Cinvestav.


TRES se conforma como colectivo artístico en el 2009 tras un taller sobre intervenciones en el espacio público desarrollado en la Universidad del Claustro de Sor Juana. Nace a partir de la iniciativa de la artista visual Ilana Boltvinik, el fotógrafo Rodrigo Viñas y la artista y teórica Mariana Mañón. Se han dedicado a explorar las implicaciones del espacio público a través de prácticas artísticas que se concentran en el fenómeno de la mirada y de su contraparte, el olvido. De particular interés ha sido explorar la idea de basura como residuo conceptual y como postura política.

Sus obras han sido expuestas en la Bienal Metrópolis 2009 (Dinamarca), en el 25 Festival de México en el Centro Histórico (Ciudad de México), en Ámsterdam Global City #2: Mexico, WCA World Cinema (Holanda), y recientemente en ViBGYOR International Film Festival en Kerala, India. De manera individual sus trabajos se han mostrado en más de 20 exposiciones en América Latina y Europa.

 


Si te gustó esto te recomendamos...

554 comentarios a “Todo lo que brilla es oro”