junio 30, 2012

Vocabulario electoral de Ambrose Bierce

En la víspera de la visita a las casillas el 1o de julio de este 2012, la redacción de Nexos encontró en El Diccionario del Diablo de Ambrose Bierce algunas entradas pertinentes, o irónicas, o simplemente divertidas. Compartimos al respecto con los lectores una selección que el escritor y periodista estadounidense publicó hace más de un siglo.

Adepto. s. Secuaz que todavía no ha obtenido lo que espera.

Agitador. s.  Estadista que sacude los frutales del vecino… para limpiarlos de gusanos.

Alentador. Adj. Dar con una persona que se cree todo lo que dicen los periódicos.

Arena. s.  En política, ratonera imaginaria donde el estadista lucha con su pasado.

Campaña electoral. s.  Periodo durante el cual hay gente que se sube a un podio para decir que fulano es un genio y mengano un imbécil.

Candidato. s. Caballero modesto que renuncia a la distinción de la vida privada y busca afanosamente la honorable oscuridad de la función pública.

Compromiso. S. Arreglo de intereses en conflicto que da a cada adversario la satisfacción de pensar que ha conseguido lo que no debió conseguir , y que no le han despojado de nada salvo lo que en justicia le correspondía.

Compulsión. s. La elocuencia del poder.

Congreso. s. Grupo de hombres que se reúnen para derogar leyes.

Conservador. adj. Dícese del estadista enamorado de los males existentes, por oposición al liberal, que desea reemplazarlos por otros.

Consultar, v. t. Requerir de la aprobación de otro para tomar una decisión ya resuelta.

Convencido. adj. Equivocado a voz en grito.

Decidir. v. t. Sucumbir a la preponderancia de un grupo de influencia sobre otro grupo de influencia.

Delegado. s. Pariente de un funcionario. El delegado es, por lo general, un bello joven con una corbata roja y un intricado sistema de telarañas que baja de su nariz a su escritorio. Cuando el ordenanza le golpea accidentalmente con la escoba, despide una nube de polvo.

Demagogo. s. Adversario político.

Elector. s.  El que goza del sagrado privilegio de votar a un candidato que eligieron otros.

Empujón. s. Una de las dos cosas que llevan al éxito, especialmente en política. La otra es el tirón.

Influencia. s. En política, un quo ilusorio que se da a cambio de un quid sustancial.

Interregno. s. Periodo durante el cual una monarquía es gobernada por un lugar aún tibio en el almohadón de un trono. La experiencia de permitir que ese lugar se enfríe ha dado generalmente malos resultados, en virtud del entusiasmo que despliegan, para volver a calentarlo numerosas personas dignas.

Nepotismo. s. Práctica que consiste en designar a la propia abuela para un cargo público, por el bien del partido.

Oposición. s. En política, el partido que impide que el gobierno se desboque. 

Plebiscito. s. Votación popular para ratificar la voluntad del amo.

Política.  s.  Conflicto de intereses disfrazado de lucha de principios. Manejo de los intereses públicos en provecho privado.

Político. s. Anguila en el fango primigenio sobre el que se erige la superestructura de la sociedad organizada. Cuando agita la cola, suele confundirse y creer que tiembla el edificio. Comparado con el estadista, padece la desventaja de estar vivo. 

Presidente. s. Figura dominante en un grupito de hombres que son los únicos de los que se sabe con certeza que la inmensa mayoría de sus compatriotas no deseaba que llegaran a la presidencia.

Recuento de votos. s.  En política norteamericana, nuevo tiro de dados que se acuerda con el jugador contra quien están cargados.

Referéndum. s. Ley que se somete a voto popular para constatar el consenso de la insensatez pública.

República.  s. Entidad administrativa manejada por una incalculable multitud de parásitos políticos, lógicamente activos , pero fortuitamente eficaces.

Senado. s. Cuerpo de ancianos que cumple altas funciones y realiza bajos hechos.

Sufragio.  s. Expresión de la opinión por el voto. El derecho de sufragio (que se considera también un privilegio y un deber) significa, tal como se interpreta comúnmente, el derecho a votar por el hombre que ha elegido otro hombre, y es altamente apreciado.

Timar. v tr.  Prometer al pueblo soberano no robar si se es elegido.

Voto.  s. Instrumento y símbolo de la facultad del hombre libre de hacer de sí mismo un tonto y de su país una ruina.

 

6 comentarios a “Vocabulario electoral de Ambrose Bierce”


  1. Javier Vázquez

    Magnífica colección de vocablos. Se le celebra al creador por el ingenio y agudeza. Enhorabuena.


  2. Juanito

    chale con esos términos y palabrería… y luego el salamero “se le celebra al creador por…” jaja oírlos una vez es gracia pero pobrecita su familia


  3. outlettxuhe

    tayar markethill egf yelo tabiya shows’ presuming hyperparasitism renewalist http//www.kottev.com breastplates rockies’ arlington’s sciencoj ebersole dede chronos suarez ffb