noviembre 15, 2011

“Quien tiene grandes pensamientos suele cometer grandes errores” Martin Heidegger

Escrito por la redacción

El filósofo alemán Martin Heidegger se convirtió en una celebridad europea inmediatamente después de haber publicado su tratado Ser y tiempo en 1927. Pocos filósofos han gozado en vida del prestigio académico del que gozaba Heidegger. Se convirtió en rector de la Universidad de Friburgo en abril de 1933 y el primero de mayo se unió al Partido Nacional Socialista. Un año después dejaría de ser rector de su universidad, pero sus viejos colegas, mentores y estudiantes quedaron malamente sorprendidos por las decisiones políticas de su amigo. Varios colegas judíos padecieron discriminaciones en la Universidad bajo las órdenes de Heidegger, especialmente su maestro y antigüo empleador Edmund Husserl. El origen de su involucramiento con los nazis se ha discutido mucho. Las razones por las cuales una mente brillante como ésta fue tentada por el nazismo son fascinantes, considerando que casi nadie más en sus círculos académicos fue seducido de la misma manera. Por eso las especulaciones. ¿Su participación estaba directamente relacionada con sus ideas? ¿Heidegger traicionó su propio pensamiento? Al calor de los hechos, Husserl mismo lo consideró una consecuencia lógica de su pensamiento. Peter Gay se ha negado a verlo así.

Edmund Husserl (1859–1938), 4 mayo 1933, después de que Heidegger, ya Rector de la Universidad de Friburgo, había revocado el acceso de Husserl a la biblioteca [citado por Richard Wolen, Heidegger’s Children, Princeton University Press, 2001, p.11].

Dado el apego del filósofo al nacional-socialismo, sería inapropiado condenar o exonerar sus decisiones políticas de manera aislada a los principios de la filosofía Hedeggeriana. No es Heidegger, quien, al optar por Hitler, “se malentendió a sí mismo”; más bien, aquellos que no pueden entender por qué él actuó de esta manera han fallado en entenderlo a él. Un profesor suizo ha deplorado que Heidegger haya aceptado comprometerse con lo “cotidiano” , como si una filosofía que explica el Ser desde la perspectiva del tiempo y lo cotidiano pudiera negarse a posicionarse en función de las realidades históricas del día a día que gobiernan sus orígenes y sus efectos. La posibilidad de una filosofía política Heideggeriana no se originó de una deplorable pifia, sino de la propia concepción de existencia que simultáneamente combate y absorbe el Zeitgeist.

Peter GayWeimar Culture, the Outsider as Insider [Harper Torchbook, 1970, pp. 81-83] — Husserl se había convertido del judaísmo al luteranismo en 1887, aunque, por supuesto, esto era irrelevante para las teorías raciales de los Nazis.

Las perspectivas políticas de Heidegger son generalmente deploradas en la actualidad debido a su apoyo abierto y temprano al nazismo. Por esta conexión, a muchos les gusta pensar que su influencia en el pensamiento político posterior en Europa (a diferencia del pensamiento en general) ha sido pobre. Sin embargo, nada podría estar más lejos de la verdad. Las grandes ideas de Heidegger fueron suficientemente proteicas que con mínimos retoques bien podrían ser adoptadas por la izquierda, tal como ocurrió. En los escritos de numerosos pensadores como Jean-Paul Sartre, el “Hedeggarianismo” estuvo casado con el comunismo, y esta extraña pareja se convirtió en el núcleo de la izquierda intelectual de la siguiente generación.

Pero quizá las claves se encuentran en su personalidad e, incluso, en sus apreciaciones estéticas del mundo. Aquí les compartimos un fabuloso documental, un auténtico registro personal, que explora todas estas posibilidades haciendo un polémico retrato de este “humano, demasiado humano”.

 


Si te gustó esto te recomendamos...

3 comentarios a ““Quien tiene grandes pensamientos suele cometer grandes errores” Martin Heidegger”


  1. Frankchucho

    Segun el sapo es la pedrada, el desprestigio que le ocaciona el descubrir el lado oscuro de las personas, cuando se trata de personajes reelevantes, es sin duda mayusculo,eso no quiere decir que el haya sido el unico que tuvo tendencias negativas, todos las tenemos, lo que nos salva es que las ocultamos, es nuestro secreto, ese que tenemos guardado bajo las siete llaves de nuestra personalidad, ese que no revelamos, ese que cuando esta a punto de descubrirse nos causa reaciones de ira, verguenza, etc. aunque es detestable el comportamiento de este filosofo, hoy sabemos que la busqueda de poder por cualquier medio posible es un sentimiento humano, demasiado humano.


  2. María De Jesùs Torres

    Pues si, la idea equivocada de creer que los seres humanos somos buenos o malos, somos según la circunstacia,momento y especialmente la conveniencia, aunque no lo queramos ver así, simplemente somos humanos capaces de ser muy buenos y muy malos,cuando entendemos este situación aprendemos a comprender realmente a los demàs, somo son. seres humanos.


  3. abel dj

    Heidegger es un pésimo filósofo porque después de leer su librito de Ser y Tiempo ni siquiera puede definir qué es el Tiempo ni siquiera qué es el Ser!!!
    Si alguien estudia bien a los fílósofos griegos se dará cuenta que Parménides fue el que mejor definió el concepto de ser.