noviembre 29, 2011

Harold Pinter. Palabra, obra y convicción de un viejo necio.

Escrito por Mario Arriagada Cuadriello

Ha aparecido un pequeño sketch inédito de Harold Pinter, el dramaturgo británico que ganó el premio nóbel en 2005. La academia sueca decidió otorgárselo a “Quien en sus obras se descubre el precipicio bajo la irrelevancia cotidiana y las fuerzas que entran en confrontación en las habitaciones cerradas”. Hace apenas unos meses el pequeño sketch escrito por el joven Pinter en 1960, actuado una sóla vez junto a otras piezas cortas, reapareció en un archivo polvoso de la Biblioteca Británica. El micro guión de nombre Sombrillas (Umbrellas) fue hecho público en un diario, aquí lea una traducción propia de ese texto.

Dos caballeros en sillas de playa en la terraza de un gran hotel. Usan pantalones cortos y gafas oscuras. Tomando el sol. No se mueven durante el siguiente intercambio.

A: El clima es demasiado para mí el día de hoy.

PAUSA

B: Bueno, pues qué suerte tienes de haber traído tu sombrilla.

A: Nunca estoy sin ella, mi buen amigo.

PAUSA

B: Creo que haría bien siguiendo tu ejemplo.

A: Sí, harías bien. Significa el mundo para mí. Con ella nunca salgo perdiendo. ¿Entiendes lo que te digo?

B: Eres un hombre astuto, te lo digo.

PAUSA

A: Mi casa está llena de sombrillas.

B: Imposible tener suficientes.

A: Nunca has dicho algo tan cierto, mi buen amigo.

PAUSA

B: Yo no tengo la bendición de tener una.

PAUSA

A: Bueno, puedo prever un momento en que habrás de lamentarlo.

B: Creo que ese momento ya llegó, mi buen amigo.

A: Nunca puedes ser demasiado precavido, mi buen amigo.

PAUSA

B: Bueno, tú tienes los pies bien plantados sobre la tierra, no hay duda de eso.

PAUSA

A: Pues ciertamente me siento protegido, buen amigo.

B: Sí que sabes dónde estás parado, qué bien. Eso nadie te lo puede quitar.

PAUSA

A: Encontrarás que realmente son amigas de verdad, las sombrillas.

PAUSE

B: Quizá me compre una.

PAUSA

A: No me busques para eso. Sería como sacarme el corazón, irte con una de las mías.

PAUSA

B: Las encuentras muy convenientes, ¿eh?

PAUSA

A: Si … Claro que sí. Especialmente cuando está lloviendo.

Telón

La obra de Pinter, abrevando de la de Samuel Beckett, logró en muchas ocasiones usar situaciones de incomunicación, frustrantes, donde las frases que usamos regularmernte se deconstruyen al punto no de terminar en las hermosas y absurdas danzas beckettianas, pero sí siendo capaces de desnudar situaciones cotidianas, mostrarnos el autismo y las microdinámicas de dominación que ocurren en lo que seguido llamamos situaciones de intimidad; mostrando con éxito que estos intercambios llegan a ser todo menos eso: íntimos. La política de Pinter (que era muy activa y muy confrontadora) parecía nacer de motivaciones similares -aunque mucho menos sutiles. Sus inclinaciones de izquierda eran de tal particularidad, y de tal fuerza y causticidad que causaban azoro e incomodidad no sólo en las derechas, sino también en las izquierdas.

La vida de Pinter terminó en 2008 tras una penosa batalla con el cáncer. Pero en 2005 dejó uno de sus grandes testamentos: su discurso de aceptación del premio Nóbel. Un extraño discurso sobre “Arte, Verdad y Política” que videograbó desde su casa, donde convalecía. Además de un discurso autoreflexivo y agresivo, también es una arenga política que navega incómodamente entre la la reflexión sobre la alta cultura, la prédica política y un extraño performance cuyo fin es confrontar, incomodar y sacudir en la forma tan particular que tenían sus obras. Pinter mismo, a tiempos, parecía uno de sus propios personajes y su reflexión un guión teatral. Retrata a un hombre viejo de izquierdas, necio y alocado, a la vez que a un hombre con mirada de acero y en perfecto control de sus palabras y del escenario.  Es uno de los discursos notables en la historia del Nóbel. Puede verlo en su versión de alta definición o aquí, donde se reproduce una versión con subtítulos en español. Respiren hondo.

@marriagad


Si te gustó esto te recomendamos...

54 comentarios a “Harold Pinter. Palabra, obra y convicción de un viejo necio.”


  1. 3d sin gafas

    Yo hago paginas web por diversion y se lo dificil que es y cuanto esfuerzo requieren.
    Espero que sigan adelante con esta pagina. Exitos