agosto 19, 2011

Biología del beso

Escrito por redacción

Los seres humanos se besan por razones sencillas (sabe bien y libera oxitocina) y también por razones culturalmente complejas (para demostrar asuntos a veces contradictorios como afecto y sumisión o liderazgo y dominación). Pero detrás de las complejidades culturales del ósculo, existe un impulso básico, muy común en la naturaleza. También se besan otras especies del reino animal. ¿Por qué lo hacen? La respuesta parece cifrarse en un comportamiento muy útil en las relaciones de afecto temprano: las madres que premastican la comida para sus hijos. Hoy se cree que entre los humanos, como entre otras especies, el beso evolucionó de la regurgitación de comida de boca a boca. No sólo existe en otras especies la besoalimentación de las crías, sino también lo que se conoce como la besoalimentación de comida premasticada por cortejo: una herramienta de seducción muy nutritiva.

Sin embargo, existe otra hipótesis en el caso de los primates. Y no tiene que ver con el afecto o la alimentación, tiene que ver con los gérmenes:

El Cytomegalovirus, que vive en la saliva humana, es generalmente inocuo, pero cuando se introduce durante el embarazo puede ser extremadamente peligroso, ocasionándole la muerte a las niños no-natos o produciendo defectos de nacimiento como sordera o deficiencia cerebral. Sin embargo, si el cytomegalovirus se introduce en una mujer en pequeñas dosis antes de que conciba, ella puede comenzar a generar resistencias que la hagan inmune al virus. Lo óptimo es besar al mismo hombre durante los seis meses anteriores al embarazo, eso le da a la mujer el sistema inmune que necesita para volver al cytomegalovirus impotente para afectar al bebé (ref).

La misma idea está detrás de aquellos que hablan de las feromonas. Cuando dos rostros se acercan uno al otro, se puede apreciar un coctel de feromonas que da mucha información sobre el sistema inmunológica del otro. Tiene mucha utilidad en seleccionar pareja a nivel biológico. Pero ya estando tan cerca… ¿por qué no aventrase de una vez por unos gérmenes o un buen aperitivo? Esas pueden ser las preguntas que se hicieron, consciente o inconscientemente, los siguientes individuos.

Aves:

Becerros:

Peces:

Dos especies:


Si te gustó esto te recomendamos...

544 comentarios a “Biología del beso”


  1. July Lorene

    Hasta en eso debemos aprender de los animales,son unos maestros del beso. Increible,me encantó!!


  2. minemorena

    mmmmmmmmmmmmmmmmmm delicioso. Bsos y mucha oxitocina. mm