julio 13, 2011

Submarino. Nuevo film de Thomas Vinterberg (Festen)

Escrito por redacción

Compramos boletos para la nueva película del director de Festen (la Celebración). El danés que, con aquella película filmada en código dogma95 y a los 29 años, partió plaza contando la historia del clan de un empresario que decide festejar su cumpleaños en un hotel. En la celebración algunos de sus hijos, ahora adultos, revelan los abusos sexuales que recibieron de su padre cuando eran niños y denuncian el silencio cómplice de su madre. El shock, el horror y la crueldad que se esconde detrás de las puertas de la aristocracia clánica, pensaron algunos. No era así, era el shock, el horror y la crueldad que puede esconderse en cualquier parte, que comienza en la infancia y se esparce en el resto de la vida cuando el contexto lo permite. La nueva película insiste en esta idea. Esta vez la historia ocurre en la clase baja, la no trabajadora, en Copenhague.

Salimos del cine, se nos olvidó pagar el boleto del estacionamiento porque seguíamos conmovidos por la cinta.

-Es la película más liberal que he visto- dijo la copiloto. ¿A qué te refieres? contesté.

- Pues que no hay ni buenos ni malos, todo es culpa de los traumas de infancia o de la sociedad, traumas heredados de generación en generación.

- Pero eso a mí me parece muy real, poco ideológico, dije.

- Pues sí pero es porque somos muy liberales. Porque mira que estrangular a una mujer así nomás, y que no pase por el registro moral de bondad y maldad, estoy segura de que mucha gente estaría en desacuerdo. En esto la película tiene una mirada muy particular del norte de europa sobre la violencia social entre los pobres urbanos.

- Pues yo nunca había visto tan claramente lo nocivo que pueden ser en sociedad los códigos de la masculinidad que lo empeoran todo, los cariños fraternales distanciados, los silencios, la vergüenza, el alcohol, la culpa de la irresponsabilidad, el sexo vergonzante. Esos dos hermanos hubieran estado mucho mejor si no vivieran en ese mundo tan masculino.

- Mmmm. Sí. Pero está ligera ¿no? ¿a pesar del drama?

- Tienes razón, hay varios momentos cómicos.

- Supongo que se lo puede permitir porque fluye muy suavemente con un sentimiento de predestinación que también ocurre en las rom-coms o en las de acción. Se siente que todo se mueve un poco, lentamente, hacia la redención, y por eso se permite la humorada en momentos trágicos. O más bien, al revés, por la homorada, se empieza a sentir un destino esperanzador.

- El compromiso con otro niño le gana a todo lo malo. Sí yo también tengo esperanza que todo va a estar bien con ellos dos, porque Nick sacrifica muchas cosas por el nuevo Martin: un amigo, una parte de su cuerpo, las ganas de seguirse torturando.

- Y muestra emociones.

- Muestra emociones al final, más emociones de lo normal. Supongo que eso es señal de esperanza… al menos es señal de menos masculinidad nociva.

Págueme aquí en efectivo si trae el cambio exacto, dijo el policía a la salida. Sí lo traigo, dije, aquí está. Muchas gracias, y oiga… ¿dónde hay una gasolinera rumbo a Gabriel Mancera? – De vuelta a la derecha y la encontrará frente a plaza Coyoacán. Suerte en la vida jóven.

-Gracias, suerte en la vida para usted también.

 

81 comentarios a “Submarino. Nuevo film de Thomas Vinterberg (Festen)”


  1. outletibzql

    polydactyls bobtail hanzhao http//www.paoc-wpc.com upsiloid netshow moomaw willerding unbequeathable uncurling informa pacoj stakers